01 (55) 5578 1880 Horario Lunes a Viernes 10 am a 2 pm y 4 a 6 pm Sábado 10 am a 1 pm Hora del Centro de México ventas@alegresvelas.com.mx
Select Page

Aromaterapia Básica

 

En la Inglaterra del siglo XVIII, algunos aromas eran considerados porciones mágicas. Los comerciantes aseguraban que podían hacer que las mujeres se volvieran más bellas y, durante el reinado de Jorge III, el Parlamento aprobó una ley en 1744 que establecía el siguiente manifiesto:

 

“Toda mujer, sea cual sea su edad, profesión, rango o clase social, sea virgen, doncella o viuda, que por engaño despose a un súbdito de Su Majestad mediante la utilización de aromas, tinturas, cosméticos, jabones, cabellos postizos, dientes artificiales, lana española (una especie de colorete), corsés de hierro, sujetadores, zapatos de tacón o prótesis en las caderas, incurrirá en un delito contra la presente ley por brujería y delitos similares, y por consiguiente el matrimonio, bajo condena, será declarado nulo e inválido”.

 

Armonizándonos

 

Estar en armonía y relajados es la quimera que la mayoría de los humanos perseguimos. Es lo que nuestro cuerpo ansía y nuestra mente anhela. Hoy les traigo algunos consejitos que si bien no nos darán “La Armonización” de nuestras vidas, pero que, si le ponemos voluntad, seguro nos ayudarán bastante. Trataré de explicarlo de forma genérica, para hombres y mujeres.

 

Hoy me tomo un par de horas para mí: ¡Eso! Atrévase a decirlo aunque más no sea, una vez a la semana, una vez al mes. Sí, que sí… ya sabemos lo difícil que es encontrar tiempo para algunas cosas. Máxime, hoy en día, cuando la vorágine del ritmo urbano nos engulle. Y los niños, y la casa, y la carretera, y el tráfico, y el jefe, y la comida, y la oficina. Pero… ese es el desafío número uno: hoy me tomo un par de horas para mí.

 

USOS DE ACEITES ESENCIALES

 

A continuación detallamos las principales propiedades de una serie de Aceites Esenciales. Si bien las siguientes plantas poseen además muchas otras propiedades para su aplicación a través de otros medios de aromaterapia (oral, digestivo, respiratorio, etc.) aquí nos centraremos especialmente en las propiedades cosméticas de dichos aceites y su efecto benéfico sobre la piel. De este modo tenemos que son:

 

ALBAHACA: Tónica. Antiséptica.

 

ALCANFOR: Astringente. Estimulante circulatorio. Desodorante. Antiséptica

 

BERGAMOTA: Antiséptica. Sedante. Cicatrizante

 

CALÉNDULA: Desinflamatoria. Calmante de las irritaciones de la piel. Ideal para pieles sensibles

 

CANELA: Tónica. Estimulante. Energizante. Como todos los aceites esenciales provenientes de especias, NO es recomendable su uso para pieles sensibles.

 

CEDRO: Cicatrizante. Estimulante circulatorio.

 

CIPRÉS: Antirreumático. Vasoconstrictor. Equilibrante de la piel.

 

CITRONELA: Antiséptico. Astringente. Estimulante circulatorio. Repelente de insectos.

 

ENEBRO: Calmante cutánea. Astringente. Anticelulítico

 

EUCALIPTO: Estimulante circulatorio. Antirreumático.

 

GERANIO: Calmante cutáneo. Cicatrizante. Reparador de la piel. Ideal para pieles secas.

 

JAZMÍN: Tónico. No tiene especiales propiedades cutáneas, pero sí sedante y relajantes, por lo que es una esencia ideal como aroma complementario en los jabones.

 

JENGIBRE: Tónica. Estimulante. Energizante. NO recomendada para pieles sensibles.

 

LAVANDA: Tónico. Antiséptico. Purificante. Antinflamatorio. Antirreumático. Sedante. Calmante cutáneo. Cicatrizante. Es uno de los aceites esenciales más beneficiosos para piel, además de su efecto sedante.

 

LEMONGRASS: Antiséptico. Tónico. Astringente. Desodorante. Repelente de insectos.

 

LIMÓN: Antiséptico. Purificante. Astringente. Cicatrizante. Repelente de insectos.

 

MADERA DE ORIENTE: Tónica. Estimulante. Energizante. NO recomendada para pieles sensibles.

 

MANDARINA: Antiséptica. Tónica. Drenante. Energizante.

 

MANZANILLA: Desinflamatoria. Calmante de las irritaciones de la piel. Ideal para pieles sensibles.

 

MEJORANA: Tónica. Cicatrizante. Antirreumática. Estimulante circulatorio

 

MELISA: Tónica. Antiséptica. Repelente de insectos.

 

MENTA: Tónica. Estimulante. Balsámica. Antiséptica. Antinflamatoria.

 

NARANJA: Astringente. Tónica. Energizante. Depurativa.

 

NEROLI: Antiséptico. Tónico. Drenante. Energizante

 

PINO: Estimulante. Balsámico. Antirreumático.

 

ROMERO: Estimulante. Energizante. Tónico. Antiséptico. Antirreumático. Cicatrizante. Astringente. Es también un excelente conservante natural.

 

ROSA: Antinflamatoria. Astringente. Cicatrizante. Regeneradora

 

SALVIA: Tónica. Estimulante. Desodorante. Depurativa.

 

SÁNDALO: Antiséptico. Tónico. Antinflamatorio. Cicatrizante.

 

TOMILLO: Estimulante. Tónico, Antiséptico. Balsámico. Cicatrizante. Astringente.

 

VETIVER: Tónico. Antiséptico. Repelente de insectos

 

VIOLETA: Antinflamatoria. Descongestiva. Antiséptica. Calmante cutáneo.

 

YLANG YLANG: Tónico. Estimulante. No tiene grandes propiedades cutáneas, pero sí relajantes y antiestrés, por lo que es una esencia ideal como aroma complementario en los jabones.

 

 

SOBRE ACEITES ESENCIALES, ESENCIAS Y AROMAS.

 

Uno de los temas que más lleva a confusión cuando hablamos de aromaterapia en general, es la obligada distinción entre Aceites Esenciales, Esencias y Aromas. Tal confusión no existiría ni tendría sentido, si comercialmente todo el mundo llamara a las cosas por su verdadero nombre. Pero esto es una cosa bastante difícil (exceptuando la venta directa desde un laboratorio o farmacia) y más si partimos de que no siempre interesa hacer esa distinción a nivel de marketing, pues un mismo producto, por ejemplo, está comprobado que se venderás más si se le llama “esencia” que si se le llama “aroma”.

 

Veamos de forma clara y resumida las diferencias básicas entre los productos principales de aromaterapia: Aceites esenciales, Esencias (naturales y sintéticas) y Aromas (también llamados fragancias, y que pueden ser igualmente naturales o sintéticos)

 

Arriba

ACEITES ESENCIALES

 

Proceden de la extracción directa por varios métodos de distintas partes de algunas plantas (raíz, corteza, hojas, bayas, flores, semillas…). De hecho, se necesitan cantidades enormes en peso de dichas plantas para poder llegar a obtener unos pocos mililitros de un aceite esencial, por lo que son aceites muy concentrados que encierran tanto el olor como todas las propiedades terapéuticas y medicinales de las plantas correspondientes. Debido a esta concentración tan alta, no se pueden utilizar directamente sobre la piel, mucosas u órganos vitales, pues producirían una grave irritación. Son sólo de origen vegetal (es decir, no tienen correspondencia sintética) y no se pueden extraer de todas las plantas.

 

Tampoco existen los aceites esenciales de frutas, que no sean cítricos. Deben envasarse en recipientes de vidrio de color ámbar, pues son fotosensibles (es decir, que se estropean de ser expuestos largo tiempo a la luz) y guardarse bien cerrados en lugares frescos y secos. Al ser aceites altamente volátiles, pierden sus propiedades si se someten a altas temperaturas. En general son extremadamente caros.

 

Arriba

ESENCIAS NATURALES

 

Todo lo dicho para los aceites esenciales, es aplicable a las esencias naturales, la gran diferencia es que en éstas, su concentración de plantas es bastante menor (de hecho, algunas esencias proceden de aceites esenciales diluidos). A pesar de ello, no deben usarse tampoco sobre la piel directamente. Son también bastante caras, pero no llegan al desorbitado precio de los aceites esenciales.

 

ESENCIAS SINTÉTICAS

 

Al contrario que los aceites esenciales, las esencias sí admiten una “copia” sintética bastante aproximada, obtenida en laboratorio, y que permite rebajar muchísimo el coste de las mismas. Esto se debe a que las esencias sintéticas imitan casi a la perfección el aroma de la planta correspondiente, pero a cambio NO tienen ninguna de las propiedades benéficas de dicha planta. En principio no necesitan almacenarse en envases especiales y de hecho por lo general se venden en botes de plástico, si bien a veces se encuentran también en vidrio ámbar por tema exclusivamente de marketing. Pueden ser también irritantes para la piel, pero en este caso no sería debido a la concentración de extracto activo, sino a una pura reacción química de la piel contra un producto totalmente sintético.

 

 

AROMAS (FRAGANCIAS) NATURALES

 

Son subproductos olorosos que proceden de una “madre” de esencia natural, pero que se ha diluido muchísimo. Por ello, son bastante asequibles en precio, pero dada su baja concentración de principio activo, no las hace especialmente útiles. Así, muy pocos laboratorios consideran rentable comercializar este producto, ya que aproximadamente por el mismo precio se puede encontrar una buena esencia sintética.

 

AROMAS (FRAGANCIAS) SINTÉTICAS

 

Son igualmente esencias sintéticas muy rebajadas, y por ello son las más populares para velas y jabones tanto por precio como por variedades impensables de encontrar de forma natural. Comercialmente se las suele llamar también “esencias” pero desde luego por lo general no lo son.

 

 

error: Content is protected !!