01 (55) 5578 1880 Horario Lunes a Viernes 10 am a 2 pm y 4 a 6 pm Sábado 10 am a 1 pm Hora del Centro de México ventas@alegresvelas.com.mx
Select Page

La forma de las Velas

Las formas más habituales que pueden revestir las velas y su utilización acompañado por un pequeño comentario sobre su simbolismo: 

 

Forma Significado
Velas cuadradas: Sirven para movilizar las propuestas o intenciones que tienen que ver con lo material. Cuando uno busca arraigar o cimentar algo práctico y objetivo. Cuando uno enciende una vela cuadrada tiende a obtener una situación de solidez y fuerza.
Velas cilíndricas: Son un elemento de fuerza que propicia la elevación y genera la sensación de superación. Usadas para crecimiento y orientación. Ideales para la expansión de límites, purificación espiritual y autorreflexión.
Velas redondas: Activan y predisponen los cambios. Encender una vela redonda sirve para ponerles las piíllas a una situación que se ha adormilado. Carga de energía.
Velas triangulares o hexagonales: Cuando tienen ángulos muy marcados generan una energía dispuesta a la lucha o el combate. Pueden usarse para vencer en una competencia o para superar a otro en una contienda comercial o judicial.
Velas espiraladas: Cuando se busca mayor objetividad en asunto en que la fantasía está mezclada con la realidad. Las que vienen en forma de caracol se usan para claridad mental y sabiduría interior.
Velas de miel: Tiene que ver con la dulzura y la armonía. Indicadas para cumplir deseos de sintonía de pareja y para criar buenos lazos de trabajo.
Velas con signos orientales: Generalmente todos ellos tienen que ver con prosperidad, sabiduría, salud, paz y amor. En cuanto se queman van activando distintos símbolos.
Velas Flotantes Sólo se utilizan para propósitos sentimentales. Deben ser encendidas entre las 12 y 18hs, durante el día, en cuanto rige el elemento sol para recibir toda la fuerza y energía. Si desea hacer una velada nocturna basta poner el recipiente con a agua en pleno sol por cerca de 2 horas.
Velas frutales: Son buenas para indicar la mejor solución ante problemas de trabajo o de resolución profesional. Se refieren a los alimentos y la cosecha.
Velas animal-print: Actúan en las relaciones sociales, aún hasta en las más dispares que necesitan resolverse. Contribuyen a la posibilidad de relacionarse con los otros. Las que son estampadas con texturas de animales salvajes son indicadas para sexualidad y potencian la libido.
Vela con forma de corazón. Se utiliza para cualquier petición que implique penetrar en los sentimientos y afectos de otra persona; une amantes y resuelve conflictos. Se dice que en el corazón residen los afectos y los sentimientos, quemar una vela con esta forma implica una intención de magia de vincularse sentimentalmente a otras personas. Es la vela para ganar un amor y obtener una promesa de matrimonio.
Vela con forma de llave. Se utiliza para rituales de mejora de la fortuna en el día a día, especialmente en los aspectos relativos al trabajo y a la economía. El símbolo de la llave es ambivalente: las llaves abren, pero también cierran. Es un tipo de vela cuyo ritual requiere mucho cuidado y una atención especial pues, de la misma forma que precipita la obtención de un beneficio, también puede ser una fuente de desgracias.
Vela con forma de manzana. Es la vela que debe emplearse cuando la situación de la pareja ha empeorado y se requiere una nueva armonización. El símbolo de Eva tendiendo la manzana a Adán es, así mismo, un símbolo ambivalente: con esta manzana, va igualmente la perdición. Así pues, también en la utilización de esta vela hay que tener mucha atención en el desarrollo del ritual y en la petición que se formula.
Vela con forma de puño. Es una vela que refuerza cualquier petición que pueda formularse, nos defiende del mal que procede de otros y de las negatividades inducidas por terceros. El puño es golpe y, en tanto que tal, es símbolo de la fuerza que se encierra en su interior. Es símbolo de una energía que está dentro de nosotros y que se quiere retener para aprovecharla en aras de nuestras necesidades.
Vela con forma de espada. Es la vela que aleja a nuestros enemigos y nos previene del mal ajeno, la forma de la espada representa el arma de los arcángeles protectores. La espada es también símbolo del fuego y del Verbo, tal y como aparece en el Libro del Apocalipsis. Sus funciones se centran en la defensa y el mantener a distancia a los enemigos que buscan nuestra perdición.
Vela con forma de paloma. Es la vela utilizada para serenar la mente, eliminar los malos pensamientos y las situaciones de estrés o negatividad que pueden agotar nuestra mente. La paloma es el símbolo de la pureza, la bondad y la paz, esa pureza, bondad y paz que es preciso traer a nuestro cerebro cuando esté asaltado y agobiado por todo tipo de pensamientos destructivos u obsesivos.
Vela con forma de libro. Es la vela que deben utilizar los estudiantes para pedir suerte en los exámenes y fortuna en el desarrollo de sus estudios. La vela debe tener forma de libro abierto, es decir, de aquello en cuyo secreto se ha penetrado. El libro cerrado es, por el contrario, el símbolo de lo que permanece inaccesible y alejado de nuestra capacidad de comprensión y así aparecen en las esculturas de numerosas catedrales góticas y en la imaginería de la Edad Media
Vela con forma de sapo. Es la vela que debemos utilizar cuando somos victimas de habladurías y de la maledicencia, los rumores y los chascarrillos. Como se sabe, algunos tipos de sapos son venenosos y, al igual que la maledicencia, ocasionan prejuicios irreparables. Quemar una vela con forma de sapo es prevenirse de aquellos cuyas lenguas son, igualmente, venenosas. Puede ser también utilizada en rituales contra enfermedades de la piel.
Vela con forma de sol. Es la vela que atrae a las fuerzas positivas que aseguran el éxito y garantizan la felicidad personal y la prosperidad en los negocios. Se utiliza también contra dolencias cardíacas, para prevenirlas y sanar corazones fatigados. De la misma forma que el corazón es el centro de nuestro cuerpo, el Sol lo es del sistema solar. En hebreo, su valor numérico es el mismo.
Vela con forma de Espíritu Santo. Es la vela utilizada para pedir cualquier tipo de favores. Se trata de una vela de utilidad universal que revierte en cualquier campo. El Espíritu Santo es la representación simbólica de la Sabiduría que ilumina nuestro camino y nos previene de cualquier mal. Es también el símbolo de un principio suprapersonal que puede llegar a nosotros y concedernos la Gracia y la Sabiduría.
Vela con forma de tijera Es una vela que detiene bruscamente los peligros que puedan acecharnos, nos previene y se anticipa a las reacciones adversas de otros. También se utiliza para deshacer hechizos que nos hayan podido lanzar. La tijera, simbólicamente, corta los malos influjos de otros sobre nosotros y nos asegura el ejercicio de nuestro libre albedrío.
Vela con forma de pene. Es la vela relacionada con la sexualidad en general, especialmente con los problemas de impotencia y para asegurar atracción de la pareja. Entre los antiguos griegos -que fueron los primeros en utilizar velas con esta forma- el pene era el símbolo de la generación y entonces se utilizaba esta vela a efectos de asegurar la procreación de la pareja.
Vela con forma de pirámide. Es la vela que nos facilita el aporte energético necesario cuando nos sentimos agotados o con las energías y los biorritmos bajo mínimos. La estructura geométrica de la pirámide proporciona un tipo de energía que tiene la capacidad de restablecer equilibrios (los que padecen insomnio recuperan el sueño, etc.) y renovar nuestra vitalidad interior.
Vela con forma de Santos. Se utiliza para realizar peticiones relacionadas con el patronazgo de un Santo en concreto. Cada Santo suele tener una forma característica. Es una vela adecuada para los rituales católicos. Existen decenas de Santos que están ligados a una determinada petición: San Judas Tadeo patrón de las cosas imposibles, San Lucía, patrona de las modistillas y de la vista, etc. En cualquier libro sobre las vidas de los Santos encontraremos aquel que más convenga a nuestra petición.
Vela con forma de siete cruces. Abre aquello que otros antes han cerrado, pero también puede ser utilizada como ariete contra quienes nos quieren perjudicar. Es la vela de la venganza. Cada una de las cruces simboliza a nuestros cinco sentidos, a la intuición y al Yo que han quedado clavados a la cruz a través de una maldición o un mal de ojo. Quemarlas implica liberarnos progresivamente de esa maldición.
Vela con forma de flor. Es la vela que asegura la felicidad en la familia y las relaciones armoniosas dentro del núcleo del hogar. Garantiza también la prosperidad del hogar. Simbólicamente la flor evoca aquello que es bello, tranquilo y pacífico, hay flores en aquellos lugares donde se respira paz y serenidad.
Vela con forma de Adán y Eva. La imagen de nuestros primeros padres unidos, evoca la sexualidad y esta vela se utiliza solamente en los ritos de unión carnal. No confundido con la evocación del amor conyugal y de la vida en pareja que requieren otro tipo de vela. Esta, por el momento, se utiliza en ritos de amor sexual y para el buen fin y la felicidad de las relaciones eróticas de la pareja.

 

 

error: Content is protected !!